lunes, 29 de octubre de 2007

Heroes, cuero y pelos al viento


Una vez más la 2ª planta se pasó por un evento de esos que alcanzan el carácter de histórico, el último concierto de HEROES DEL SILENCIO, EN CHESTE (VALENCIA). Mucha calva donde antes hubo pelo largo, mucho caballito y lagarto donde antes hubo tachuelas y cuero.

El grupo, convertido ahora en un puñado de cuarentones, no defraudaron a todos los fans que se congregaron alrededor del escenario (es un decir porque los del final estabamos situados a tal distancia que no veía ni el cuero, ni la cara inflada de Bumburi).

El escenario espectacular, el sonido también, la verdad que para llevar casi 8 años sin tocar juntos sonaban perfecto, joder admito que me gustó, canté como el que más y eso que solo me sé 7 canciones tirando por lo alto. Con esto no quiero decir que me vaya a comprar los discos que nunca me compré y por supuesto, nunca me compraré una camiseta que las vendian como churros al final del concierto.

Lo peor del concierto fue la organización, y es que la llegada fue complicada, pero la salida, se convirtió en una trampa de miles de coches (con los Héroes sonando en la radio, por supuesto) y atasco de cuatro horas como poco.

Pero en resumidas cuentas una vuelta triunfal, un llenazo espectacular y, eso si, espero que los Héroes no piensen que vuelven a tener tirón y que dejen esto en lo que ha sido, solo un homenaje a sus fans incondicionales.

Bueno recordar que muchos de vosotros habeis cantado sus canciones ya sea en el local de moda o en el renault 21 blanco de un colega que conocemos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y tu camiseta de Héroes

Sauly dijo...

En el Renault 21 , no se , pero en el Renault 19 de Pepe ( el artista anteriormente conocido como Pepito ) no habia fiesta sin un ''HE OIDO QUE LA NOCHE......'' se me ponen los pelos como escarpias , je je . Pero bueno , la verdad es que teneis razon , y deberian hacer de su nombre su bandera , silenciandose otra larga temporada. Besos y abrazos a todos y todas , jovenes y jovenas

Marcos dijo...

A mi es que todo lo que ha hecho nuestro amigo Bunbury durante y después de Heroes me parece mucho ruido y pocas nueces, musicalmente hablando. Aunque estoy seguro que algunas de sus canciones tienen tirón para el directo (he tenido la paciencia de re-escucharme algunas) me siguen pareciendo un pastiche extraño entre el montaje teatral de los primeros doors (sin, por desgracia, haber aprendido nada de la música que acompañaba el espectáculo de Morrison) mezclado con una mala digestión del hard rock de los ochenta (porque a tener influencias de led zeppelin no llegan). Y, sí, estoy seguro de que con dos copas de más esas canciones las he cantado hasta yo en el coche de Pepe pero es que uno ha cantado hasta en el coro de la iglesia, más bajo que eso...

niño fluorescente dijo...

Llego tarde, pero llego. Ahora que posiblemente solo lo leáis vosotros os tengo que decir que los pelos largos y sucios ya no son bien vistos y en algún caso no se ven ni bien ni mal, directamente no se ven (no sé si me explico...)
Darse un viaje a Valencia para ver como un pobre hombre que va de alternativo en la actualidad y que afirmó en lo más alto de su carrera con los héroes que eran el único grupo independiente de nuestro querido país, me parece poco menos que un abordaje a sangre y fuego al buen gusto musical y ético de las personas. Sois culpables, lo sabéis y aún así habéis querido compartir vuestra vergüenza en un lugar público como este y que cuenta además y según vuestras propias fuentes un huevo de entradas. En fin, es muy duro estar entre dos tierras y puedo jurar que yo no tengo la culpa de veros caer dentro. Dentro de ese pozo del que nunca debió salir nuestro amigo el humorista-contorsionista. Y que conste que en su día yo también oía sus discos y que incluso hay algunas canciones que me siguen gustando hoy día. Pero pero pero una cosa es una cosa y dos es pegarse un viaje, mal dormir y ver a miles de nostálgicos sin pelo pero con ganas de tenerlo aún.

la segunda planta dijo...

No estáis exentos de razón en algunas de vuestras afirmaciones, pero antes de sacar el cuchillo debéis pararos a pensar que ver a estos chicos, ahora ya convertidos en señores, juntarse de nuevo después de 12 AÑAZOS y ofrecer un concierto de casi 3 horas cantando sus canciones con la pasión del primer día también tiene su punto.

SI no fuese así no habrían congregado a miles de personas, no creéis?

PD: El viaje hasta Valencia lo íbamos a hacer de todas maneras.

Marcos dijo...

Lo de las tres horas es de agradecer en estos tiempos tan rácanos. Convocar a miles de personas no es un mérito en si mismo pero, que conste, en su género (hard rock de estadio con influencias setenteras) ellos son de los mejor que ha dado este país. Otra cosa es que yo no sea muy fan ni del género ni de los ramalazos egocéntricos y teatreros del cantante, que entiendo que tiene su público.